El SPT en alerta por el transporte a demanda

La idea que impulsan desde el Pro sería tratada en el marco de la emergencia del TUP. El sindicato apunta los cañones al Ejecutivo local. Quieren que el proyecto sea descartado de plano.

Ante el inminente tratamiento en la Comisión de Servicios Públicos del Concejo Municipal del proyecto de transporte por demanda, el Sindicato de Peones de Taxis de Rosario se declara en estado de alerta y expresa su más “absoluto rechazo” a la iniciativa impulsada por el edil macrista Roy López Molina. Se trata ni más ni menos de que los usuarios, en horario nocturno, puedan pedir un colectivo -que en los hechos sería una trafic o mini bus- por celular. Es decir, un taxi con capacidad para más personas y a un precio mucho más bajo. Desde el sector taxista explicaron que no hay que ser muy inteligentes para darse cuenta que tal medida sería como darle el tiro de gracia al turno noche.

El intendente Pablo Javkin viene manteniendo reuniones con los distintos bloques de concejales en pos de concretar su idea de declarar la emergencia en el transporte urbano. Fue en ese marco que recibió a los ediles del Pro quienes desde el comienzo de la pandemia vienen insistiendo en que la salida a la crisis es implementar durante la noche el servicio por demanda.

El encuentro que los concejales macristas mantuvieron el último miércoles con el jefe comunal fue para darle fuerza a la iniciativa, ratificar cada punto y buscar el visto bueno para que la idea se debata en el marco de la emergencia del trasporte.

“Los avances tecnológicos y las experiencias favorables en otras ciudades nos permiten pensar en una modalidad nocturna a demanda, mucho más segura, eficaz y sustentable económicamente”, sostuvo López Molina y explicó: “Los pasajeros podrán anunciar su viaje en la aplicación y el sistema, en tiempo real, tendrá la capacidad de modificar los recorridos y horarios para brindar una respuesta eficiente”.

Desde el SPT apuntan todos los cañones al Ejecutivo local. Aspiran a que el proyecto de López Molina sea descartado de plano. “Hay que tener en cuenta que el taxi es el único servicio público no subsidiado por lo tanto estamos a merced de la inflación y la coyuntura de no poder aumentar la tarifa porque sería contraproducente y más en esta crisis económica”, expresaron.

“Vemos que al municipio no le preocupa todas estas injusticias y encima quiere tratar un nuevo servicio de transporte a demanda. Este servicio a demanda y compartido con autos y mini bus reemplazando al servicio de colectivos nocturno afecta directamente nuestra actividad”, indicaron desde el gremio.

“Sabemos que las aplicaciones traen con ellas la precariedad laboral y la inseguridad de los trabajadores e usuarios por no estar reguladas. Sin más que decir vemos un desprecio por la actividad y un retroceso absoluto en la relación laboral, se quejaron.

Por último, desde el SPT destacaron que los taxis no serán los únicos perjudicados en caso que el proyecto prospere. Los choferes de colectivos verán agravada aún más su situación, “sus puestos de trabajo también están en riesgo”.


214 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo