Mamparas: Catiltar pidió reunirse con López Molina

Actualizado: mar 3

Para los titulares de taxis es necesario que la Comisión de Seguridad escuche las dos campanas. Se oponen al divisor en estas condiciones, piden algo “serio”. La solicitud de reunión llegó el mismo día que el SPT se hizo presente en el Anexo del Concejo.


La Cámara de Titulares de Licencias de Taxis de Rosario (Catiltar) le pidió una reunión al presidente de la Comisión de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Concejo Municipal, Roy López Molina, para abordar el tema de las mamparas protectoras. Tanto el edil del Pro como el SPT trabajan para que se implementen en el corto plaza arriba de las unidades de alquiler. Los propietarios taxistas aseguran que en estos momentos no están dadas las condiciones para colocarlas. Según indicaron, en Montevideo se hizo algo parecido y los pasajeros se volcaron en gran número a las aplicaciones. Además, recordaron que ellos trabajaron en un proyecto para que los divisores sean colocados en las terminales automotrices con quita de impuestos para solventar “algo serio”.


El pedido de encuentro con edil macrista por parte de los titulares se dio el mismo día en que representantes de los choferes se hicieron presentes en el Anexo de Concejo con cinco taxis equipados con mamparas protectoras para mostrar las “bondades del sistema”. Tanto el secretario general del SPT, Horacio Yannotti, como López Molina se mostraron muy confiados en que en el corto plazo todos los taxis cuenten con un divisor.


La movida alertó a los dueños de taxis a tal punto que rápidamente exigieron ser escuchados ellos también. “Ya le pedimos una reunión a la Comisión de Seguridad porque me parece que tienen que escuchar ambas campanas y no solamente la de un sector sino también la de cámara de titulares”, expresó Marcelo Díaz de Catiltar.


En diálogo con Portada Taxi, el dirigente destacó: “Queremos manifestarles nuestra disconformidad con respecto a que exista una mampara en los autos en esta situación, en esta categoría. Nosotros hace dos años viajamos con el entonces ministro (Maximiliano) Pullaro para ver si podíamos hacer algo serio. Colocar una valla antibalas que no solamente lo proteja al taxista de un cuchillo, sino que también sirva para defenderse de un arma de fuego, pero eso solamente puede darse si el auto sale así de fabrica”.


En ese aspecto, Díaz indicó que para lograr algo así es necesaria la participación del Estado, que “no se desligue de la responsabilidad que le toca”. E indicó que la única forma en que podría ser viable la colocación de las mamparas antibalas es con una quita de impuestos para los taxistas a la hora de comprar un 0 KM.

Díaz hizo además un paralelismo con Uruguay al destacar que “en el único lugar que se hizo lo que pide el sindicato es Montevideo”. Y según dijo: “Lo que sucedió es que cayó la calidad del servicio y los usuarios se fueron bajando cuando vieron un divisorio, se volcaron a las aplicaciones”.


“Los autos que prestan servicio son chicos. No tienen las condiciones para exista un tabique divisorio porque no funcionan como corresponde ni el aire, ni la calefacción, ya que hay que taparlo de punta a punta desde el techo hasta el piso para que no exista ningún resquicio para que nadie pueda agarrar o abrazar al conductor, golpear o herir con un elemento punzante”, describió.


No dudó en afirmar que tal como se plantea la mampara es “una precariedad donde el pasajero se siente incómodo y termina yéndose a las aplicaciones tal como pasó en Uruguay”.


Como corolario y a modo de mostrar la poca efectividad que podría tener la mampara divisoria, Díaz arrojó los datos de robos contra taxistas durante de enero y febrero. En el primer mes del año se denunciaron al 911 quince atracos. En el segundo 9 (seguramente hubo más, muchos no se denuncian), “la mayoría de ellos con armar de fuego”.




144 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo