Nuestra única animosidad es contra la ilegalidad

La secretaria de la Mujer del SPT sostuvo que “casi nada de lo que se comenta en esta página es verdad”. Portada Taxi, como todo medio de comunicación serio, se maneja con fuentes fidedignas.


La nota publicada por Portada Taxi el pasado jueves de 3 junio bajo el título: Furibundo ataque de Gigliani a taxistas varones despertó la reacción de la titular de la Secretaría de la Mujer del Sindicato de Peones de Taxis, Susana López Mesina, quien por la red social Facebook manifestó que “casi nada de lo que se comenta en esta página es verdad”. Lo primero que quiero dejar en claro como responsable de este sitio web es que es un honor contar con López Mesina entre nuestros lectores habitué. Sabemos de su largo recorrido en el sector, la ascendencia que tiene en la familia taxista, el bagaje cultural que posee y que hasta en algún momento pasó por la facultad de Derecho.


Con relación a sus comentarios sobre las publicaciones que hacemos en este medio no son más que una mirada subjetiva. Una mentira debe ser contrarrestada con una verdad. En el mencionado escrito no se detalla cuál es la mentira y qué verdad la contrapone por lo que más que una acusación es una mera opinión.


De lo que sí nos acusa es de no ser imparciales, ni objetivos y de incurrir en “animosidades”. Infiero que esa visión errónea tiene que ver con que desde Portada Taxi entendemos que la única forma de sostener el sistema de taxis con vida es respetando las normativas vigentes, algo que no todos -vaya uno a saber por qué- comparten, muy por el contrario se dedican de manera sistemática a violar las ordenanzas.


Portada Taxi, como todo medio de comunicación serio, se maneja con fuentes fidedignas. Se chequea cada una de las informaciones antes de ser publicadas. Nos reservamos el derecho inalienable de preservar las fuentes de información. Obviamente que todo esto no nos exime de errores, nos equivocamos porque somos humanos, pero no mal intencionados. Nuestra única animosidad es contra la ilegalidad.


Por último, quiero dejar en claro que no nos molestan las críticas, aún las mal intencionadas. Todo cuestionamiento sirve para reflexionar, para saber si se está o no por el camino correcto. En este caso no tengo dudas que vamos por la buena senda.





218 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo