Piden la cabeza de She Taxi

Desde Catiltar quieren que las autoridades resuelvan el tema lo antes posible. Aseguran que el modo "ilegal" con el que trabaja la APP le sirve de argumento a otras aplicaciones.



Representantes de la Cámara de Titulares de Taxis de Rosario (Catiltar) mantuvieron este viernes una reunión vía zoom con autoridades del Ejecutivo local y el Concejo Municipal a quienes les plantearon la urgente necesidad de resolver la situación irregular con la que opera She Taxi (la aplicación de despacho de viajes exclusiva para mujeres) en la ciudad . Los representantes de dueños de licencias aseguran que el modo "ilegal" con el que trabaja le sirve de argumento a todas aquellas aplicaciones que buscan de manera irregular hacer pie en Rosario. Sostienen que si la APP no cumple con la ordenanza tiene que dejar de operar.


Desde hace tiempo Catiltar viene denunciando que She Taxi es ilegal. Sostienen que no cumple en nada con la Ordenanza (https://www.rosario.gob.ar/mr/normativa/otras-normas/ordenanzas/ordenanza-6634-1998) que regula el despacho de viajes en la ciudad de Rosario.


Uno de los tantos artículos de la ordenanza que la aplicación para mujeres no está cumpliendo es el número 7 donde se sostiene: Deberán prestar servicio únicamente con vehículos habilitados como taxis por el Organismo de Aplicación, no pudiendo compartir su servicio con otros transportes de pasajeros. "Hoy She Taxi trabaja también con remises", aseguran.


Otro punto clave que destacan desde Catiltar es que She Taxi no tiene un espacio físico para funcionar, ni operadores las 24 horas, ni el seguimiento satelital, todos requisitos que exige la ordenanza. En tanto quienes defienden su legalidad hablan de un vacío legal ya que la normativa habla de servicio de Radiotaxi y no de aplicación. Sin embargo, en los hechos es lo mismo. Tanto She Taxi como los radiotaxis tienen como función primordial el despacho de viajes.


Otros interesados


Desde hace tiempo el sistema de taxis viene siendo amenazado por distintas aplicaciones, sobre todo de capitales extranjeros, que con una inversión mínima y sin arriesgar absolutamente nada buscan quedarse con el negocio de traslado de personas. Y pretenden hacerlo de a peor manera, sin pagar impuestos, ni salarios lo que les asegura un negocio redondo.


La cuestión parece haberse agravado en los últimos días. Por las redes sociales se está publicitando que en Rosario ya está operando Maxim, la Uber rusa. A esto hay que sumarle que una empresa local de flota de taxis también acaba de lanzar al mercado su propia aplicación.


La compañía en cuestión es Tranxis SA, que rodeada de mitos o verdades no se destaca por su buena reputación en el mundo del taxi. En su página de Facebook se presenta como servicio de transporte público exclusivo con vehículos nuevos y ofrece un link en el que se puede bajar la APP, al igual que She Taxi no cumple con los requisitos para realizar despacho de viajes.


Desde Catiltar no tienen dudas que todo esto se gestó a partir de permitirle a She Taxi operar de manera irregular. En la cámara sostienen que eso les sirve de argumento para exigir operar en Rosario. "¿Si ellas pueden por qué nosotros no?", dicen que dicen.


Hasta hace poco tiempo y por una cuestión de defender los temas de género, no había voluntad política para intimar a She Taxi a que se ajuste a derecho. Por lo que pudo saber PortadaTaxi en la reunión del viernes, en la que había varias funcionarias mujeres, la situación empezó a verse con otros ojos.




589 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo