Taxista fabricó su propia mampara

La hizo de material expandible lo que asegura la circulación del aire acondicionado en todo el vehículo. No dudó en sostener que desde que lo instaló se siente más seguro.


La seguidilla de robos, algunos de ellos con inusitada violencia, que se dio la semana pasada contra taxistas volvió a poner en agenda el debate sobre la necesidad de instalar dentro de los autos una mampara divisoria entre el conductor y el pasajero. Desde el Sindicato de Peones de Taxis volvieron a la carga con el reclamo, en tanto los titulares no se muestran muy convencidos de la efectividad del sistema. Sabido es que la ordenanza contempla la instalación de un separador, pero no lo hace obligatorio. Es por eso que en Rosario pueden verse algunos pocos autos con algún tipo de divisor en todas sus variantes.


La pandemia ha hecho que la gran mayoría de los taxis tenga colocado un plástico como separador, sin embargo lo que se pide desde el SPT es algo más sofisticado que sirva para al menos desalentar los robos arriba de las unidades.



Entre las unidades que llevan un divisor existen las denominadas burbujas. Una estructura de acrílico que protege al conductor dejando libre el espacio del acompañante y el resto del auto. También pueden verse aquellas que ocupan todo el ancho del vehículo, la mayoría hechas con el mismo material.


Pero la novedad la dio Polo, un taxista que con sus propias manos fabricó un separador con material expandible. Según contó lo hizo a muy bajo costo y no dudó en aseverar que desde que lo instaló se siente mucho más seguro. Incluso manifestó que algunos falsos pasajeros decidieron no emprender el viaje al toparse con el divisor.


En diálogo con el programa Cimbeleando, Polo explicó que la no estar totalmente cerrado como sucede con el acrílico, “no hay problemas ni para la refrigeración, ni para la calefacción del vehículo”, por lo que en ese sentido el pasajero no se ve perjudicado.


Otras de las supuestas trabas es que el seguro no cubriría en caso de que alguien resultara lesionado a causa de esa estructura, Polo contó que ya renovó varias veces su póliza y que ante cada inspección que hicieron sobre el vehículo nadie le puso objeción por la mampara.


Mientras la polémica sobre mamparas si o mamparas no continúa, ya hay taxistas que prefieren resignar algo de comodidad dentro del habitáculo por un poco más de seguridad. Es que más allá de algún incordio que pueda generar, todos aquellos que tienen un divisor sostienen que se sienten un poco más tranquilo a la ahora de trasladar un pasajero.




369 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo